Con un penal discutido cobrado por Jarlan Barrera, el Junior se llevo la victoria de local en el ,Metropolitano de Barranquilla y dejo por fuera de los ocho clasificados a semifinales al Deportivo Cali.

El “Tiburón” comenzó dominando el encuentro, mientras que el Deportivo Cali esperó atrás con la intención de mantener el empate en el marcador. De esta manera, pasaron la acciones siempre a favor de los locales.

Esa siempre fue la premisa en la primera parte del compromiso hasta que llegó la acción discutida del partido. Penalti sobre Díaz, en una acción que parece mas falta en ataque que la intención del defensa en derribarlo; el arbitro del encuentro no duda en pitar la pena máxima y Jarlan Barrera cobra con mucha calidad al palo izquierdo del arquero Pablo Mina.

Antes de ir al descanso, Junior continuo arreciando en el ataque, mientras que el Cali no pudo reaccionar y así se fueron a los vestuarios, marcador por la mínima diferencia terminados los primeros 45 minutos.

Para la segunda parte, el Cali salió con una propuesta diferente, con ganas de proponer mas en el ataque, pero algo temeroso, factor que fue importante durante el transcurso del juego que de alguna manera impidió que pudiera con seguir el empate con Jeferson Duque en punta tratando de inquietar la defensa del cuadro Tiburón.

Finalmente, Junior supo aguantar el partido, con un fútbol sin mucha majestuosidad, pero contundente a la hora de proponer juego en ataque. Por su parte el Cali pierde otra oportunidad de sumar en la tabla y su permanencia para estar dentro del grupo de los ocho clasificados a las semifinales de la Liga Águila se va haciendo mas larga con un rendimiento futbolistico bastante discutido.

 

Informe: Andrés Felipe López

RadionixFMLaTactica1910